13 de novembre de 2006

Este cuadro me recuerda una tarde de un verano de mi infancia que cada año pasaba en el campo con toda mi familia.
Esta pareja me recuerda a mi hermana mayor, con su novio, en una de esas tardes de verano
que pasábamos en el campo.
Los domingos por las tardes venia su novio a verla y se pasaban la tarde en la entrada de la casa a la fresca. A mi mis padres me dejaban con los dos para que los vigilara. El novio se llamaba Juan y cuando veía que mi madre no estaba me decía toma un caramelo y ve a mirar a ver si viene tu madre. Siempre me regalaba algunas golosinas.
Para mi los domingos eran el mejor día que pasaba, pues era la fiesta que yo tenia. ¡Qué ignorancia mas sana es la infancia¡

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En aquest espai podeu escriure els vostres comentaris.
Si us plau indiqueu el vostre nom. Gràcies.