15 de novembre de 2006

Esta foto me recuerda la historia de una familia que yo conocía en los años 50.
Cuando llegaba la temporada de recoger las aceitunas se marchaba el padre y los hijos mayores estaban dos meses fuera de su casa. Allí trabajaban mucho y pasaban mucho frío. Pero valía la pena porque ganaban un dinerito para pasar el invierno que era muy largo hasta que llegaba el verano y a empezar otra recolecta.

Lo pasaban bien y se querían muchísimo todos.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En aquest espai podeu escriure els vostres comentaris.
Si us plau indiqueu el vostre nom. Gràcies.