13 de novembre de 2006

Era una bonita tarde de verano, iba con la persona mas agradable que me podia acompañar. Vimos una bonita terraza y nos sentamos a tomar un refresco. Fue una tarde tranquila, recordamos viejas historias de cuando éramos pequeños y felices.
¡Como nos gustaría estar siempre en un bonito infinito!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En aquest espai podeu escriure els vostres comentaris.
Si us plau indiqueu el vostre nom. Gràcies.