15 de març de 2004

Para mi el 11 de marzo jamas lo podre olvidar, esas imagenes tan crueles que llegan al corazon, y ver que nada se podia hacer. Solo ese sentimiento profundo de querer estar con ellos para consolarlos. Un grupo de personas nos fuimos a la iglesa que decian una misa por todos los fallecidos, y habia bastante jente que pensava como yo y nos dimos cuenta que juntos tenemos que pedir la paz y manifestarnos para hacer fuerza. Que los goviernos no tengan tanto poder y escuchen a las personas, porque ellos sin el pueblo no hacen nada.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En aquest espai podeu escriure els vostres comentaris.
Si us plau indiqueu el vostre nom. Gràcies.