19 de gener de 2004

Querido hijo,
Te fuiste tan deprisa sin despedirte de ninguno de nosotros. Te marchates muy contento con tus hijitas, jugastes con ellas, te fuiste riendote con las niñas cosa que tu no hacias con frecuencia. Yo que todas las noches orava por ti, esa noche no lo hice. Me senti muy mal, como si yo te hubiera abandonado esa noche.
Se que tu has descansado, y que tu estas con todos nosotros. Pero apesar de todo me da mucha pena cuando veo a mis niñitas sin su padre Salva. Tienes que estar muy contento con las niñas, ya lo ves lo buenas que son con los estudios. Cristina sige como siempre, ¿te acuerdas cuando estabas en casa y le decias Cris que te voy a dar y la castigabas? y al rato ya no te acordabas.
A veces la vida resulta un poco amarga cuando se marcha un ser tan querido, Salva, no te puedes hacer idea de como te queremos. Para mi y para todos ha sido un palo muy gordo. Antonio me dice que le parece que tu vas a volver.
Bueno Salva hasta pronto. Yo se que nos volveremos a ver y estaremos otra vez de nuevo juntos para siempre. Se tambien que tu estas con todos nosotros. Yo tengo dias que presiento que estas muy cerca ¿te acuerdas cuando decias que aquí se acababa todo? pues ya lo ves que no es asi. Se tambien que eres feliz.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

En aquest espai podeu escriure els vostres comentaris.
Si us plau indiqueu el vostre nom. Gràcies.